La nueva reconversión monetaria que se implementará en Venezuela no solo parece estar destinada al fracaso,