La Red de Control de Crímenes Financieros (FINCEN) emitió un pronunciamiento para alertar a las instituciones