Una grabación de video difundida por algunas redes sociales, es una evidente amenaza para quienes pretendan