El escándalo de la FIFA es la última muestra de la reciente persecución que lidera Estados Unidos contra criminales y corruptos de todo el mundo que tienen el atrevimiento de utilizar su sistema financiero para actividades ilícitas. Sin embargo, se trata de algo más que un acto de nobleza.

El experto en antilavado de dinero, Alejandro Rebolledo, explicó que EEUU cuenta con un organismo, adscrito al Departamento del Tesoro, cuya función exclusiva es proteger el sistema financiero del uso ilícito y lavado de dinero: el Fincen. “Monitorea el dólar americano, dónde se mueve, qué bancos trabajan con él”, señaló.

Los informes de Fincen pueden derivar en investigaciones penales. El más reciente ejemplo fue el caso de la Banca Privada D’Andorra, refugio de millones de dólares producto de lavado de dinero en distintos países, entre ellos Venezuela. El reporte de Fincen desató una investigación en España que provocó la liquidación del banco y sus filiales.

Las alarmas del organismo se prenden cuando se utilizan las entidades financieras de EEUU para recibir fondos originados de actividades ilegales, como lavado de dinero. En el caso de los ejecutivos de la FIFA, se utilizaron bancos como Citibank, Citi Private Bank, Delta National Bank and Trust y Barclays para recibir depósitos millonarios producto de sobornos y comisiones, según la demanda introducida ante la Corte del Distrito Este de Nueva York por la Secretaría de Justicia de Estados Unidos.

Específicamente, Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol y uno de los implicados en la investigación, utilizó sus cuentas en Bank of America y la filial del Banco Espíritu Santo en Miami para mover los fondos.

Los riesgos para el sistema financiero estadounidense ante estas transacciones son “operacionales, reputacionales y legales”. @Arebolledo1 explicó que “los bancos americanos evitan recibir dólares producto de actividades ilícitas en parte porque hay un Fincen que los monitorea y los puede multar”. 

Las sanciones no son nada despreciables. Recordó la multa aplicada en Nueva York al banco británico HSBC en 2012, luego de que tuvo que aceptar su responsabilidad en el lavado de $7.000 millones provenientes de cárteles de drogas mexicanos.

El experto señaló que el tema que preocupa a los Estados Unidos es el uso del dólar americano. Como tienen jurisdicción sobre su moneda “el brazo de la justicia estadounidense llega a todos lados”. Refirió que, pese a que el sistema puede demorar en sus investigaciones, cuando actúa lo hace de forma contundente.

-Problema institucional-

Para el abogado, uno de los aspectos más tristes que revela casos como el del Banco Privado D’Andorra y la FIFA es la debilidad de las instituciones latinoamericanas para controlar las acciones de sus funcionarios. “Necesitamos de la acción de EEUU para enterarnos de que ocurren estas actividades ilícitas”, criticó.

Es por esto que las entidades que actúan como corresponsales de bancos en América Latina suelen ser muy rigurosas con sus políticas de prevención de lavado de dinero.”Citi y Chase son son los que hacen más corresponsalía en la región”, reveló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.