La actividad terrorista se financia mediante actividades tanto legítimas como ilegítimas. Las sumas reales que se necesitan para este financiamiento son relativamente pequeñas, sin embargo, hallar las fuentes que ayudan y respaldan al terrorismo puede ser mucho más difícil de lo que muchos anticipan.

El terrorismo a menudo se financia por actividades delictivas a pequeña y gran escala. Los americanos lideraron la guerra contra el terrorismo, concentrándose en el terrorismo en sí, y excluyendo el crimen transnacional, resultando esto en la imposibilidad de detectar mucho del financiamiento de estas actividades terroristas.

Sin embargo, este problema no es exclusivo de los EE.UU., las bombas en Madrid fueron financiadas por actividades criminales de una célula de Al Qaeda demostrando así que la relación entre el financiamiento terrorista y la actividad delictiva es un fenómeno internacional. En los últimos tres años, se han dado enormes pasos para mejorar el control y la transparencia financiera. El problema es que estas actividades sólo han podido abarcar algunos de los agujeros hallados en el sistema financiero internacional, es más, todavía existen muchas oportunidades para mover fondos del terrorismo internacionalmente.

Fuentes ilegítimas de financiamiento

Existe una gran variedad de actividades que contribuyen con el mantenimiento económico del terrorismo: la más redituable es el tráfico de drogas, pero otras igualmente redituables son el tráfico de personas, la falsificación de productos, los secuestros y la extorsión.  El vínculo entre el mantenimiento económico del terrorismo y las drogas se ha incrementado recientemente. Los fondos recibidos del tráfico de estupefacientes se utilizan, llegado el momento para apoyar la actividad terrorista. Los diamantes también han sido utilizados para costear el terrorismo. Un tipo de comercio internacional elaborado se desarrolló reuniendo a los traficantes de armas con los diamantes a lo largo de África y Europa, el Medio Oriente y la ex-Unión Soviética.

Asimismo se ha utilizado el tráfico de seres humanos para financiar al terrorismo. El tráfico de personas se ha convertido posiblemente en la tercera actividad ilícita más importante del mundo luego de las drogas y el tráfico de armas. El contrabando de personas no solo se usa para trasladar a los terroristas sino también para financiar sus actividades. En Nepal, insurgentes Maoístas explotan el antiguo comercio de jovencitas provenientes de su país que son llevadas a los burdeles de la India para financiar sus actividades. Existe evidencia suficiente de que los Tigres de Tamil están envueltos en el contrabando y tráfico de nativos de Sri Lanka para financiar sus actividades. También se utiliza el secuestro en ciertas sociedades como la rusa y la colombiana para costear el terrorismo. Ya en 1971, las Naciones Unidas adoptó una «Convención para Prevenir y Castigar los Actos Terroristas como Delitos contra las Personas y Extorsión», y de hecho la extorsión continúa financiando a estas organizaciones como lo ha hecho en el pasado.

El contrabando también proporciona una fuente importante de capital para los grupos terroristas, por ejemplo, el tráfico de cigarrillos se utiliza en diversos contextos para apoyar al terrorismo. El brazo de Al Qaeda en Madrid da evidencia del uso de delitos de alta tecnología para apoyar económicamente al terrorismo. Las células de Al Qaeda en España operan como una franquicia. Mientras que el financiamiento inicial provenía de los fondos centrales de Al Qaeda, a su vez eran obligados a conseguir fondos para sustentar sus células. Los arrestos iniciales del 2001 en España, luego del 11 de septiembre demostraron que los terroristas se habían autofinanciado mediante la falsificación de documentos y pasajes aéreos.

Luego de las explosiones de Madrid en 2003, se hizo evidente que los grupos terroristas siguen utilizando los delitos tecnológicos para sustentar sus actividades. Se reveló que quienes fueron arrestados después de las explosiones habían conseguido dinero a través del fraude hecho con celulares y tarjetas telefónicas.

Financiamiento mediante fuentes lícitas

Estas fuentes legítimas van desde emprendimientos comerciales a obras de caridad, y han proporcionado una fuente significativa de ingresos para estas organizaciones. Muchos de los que contribuyen con estas organizaciones de caridad o los patrocinantes de estos negocios que financian al terrorismo desconocen por completo el verdadero fin de su dinero. Una de las fuentes legítimas más importante es la caridad.  Existen además de las instituciones benéficas otras actividades legítimas que se pueden utilizar para este tipo de financiamiento. Por ejemplo, la red Al Qaeda estableció unas industrias apícolas cuyas ganancias se utilizaron para costear sus actividades terroristas.

Las células de Al Qaeda no solo establecieron negocios de apicultura sino también una gran variedad de inversiones. Estas células se han visto involucradas en criaderos de ostras y langostinos en Kenia. Se han comprado extensiones de madera en Turquía para su tala y posterior venta. Y, a pesar de que la gran mayoría de las firmas constructoras pertenecen a la familia de Bin Laden son negocios legítimos, empresas constructoras que se han utilizado para financiar actividades terroristas.

La importación y exportación también se utilizan para estos propósitos. Además, los negocios monetarios proveen fondos circulantes que no pueden ser rastreados y que en consecuencia brindan una oportunidad más de mantenimiento económico. Ejemplo de estos negocios son los taxis y restaurantes; no es coincidencia que dos de los secuestradores del 11 de septiembre fuesen taxistas del área de Boston. Las agencias de viajes, por su facilidad para sobre facturar boletos también han sido utilizadas en el Financiamiento.

En este sentido, la célula española de Al Qaeda, como se mencionó antes llegó mas lejos utilizando boletos aéreos falsos para financiar sus actividades. Los casinos también aportan fondos al terrorismo de la misma forma que se usan para legitimar capitales. La capacidad que tienen para movilizar divisas y para entremezclar dinero legítimo e ilegítimo, y para encubrir el origen de esos fondos hace que los casinos sean un medio excelente para encubrir dinero mal habido.

DIFERENCIAS  ENTRE LEGITIMACIÓN DE CAPITALES  Y EL FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO

Hoy en día, la Legitimación de Capitales y el Financiamiento del Terrorismo son frecuentemente mencionados en forma conjunta. Las diferencias más importantes entre financiamiento del terrorismo y legitimación de capitales involucran el origen de los fondos en cuestión.  El Financiamiento del Terrorismo utiliza fondos con un objetivo político ilegal, pero el dinero en sí mismo no necesariamente tiene un origen ilegal. Por otro lado, la Legitimación de Capitales involucra a fondos derivados de actividades ilegales.  El objetivo de legitimar capitales es permitir que el dinero pueda ser utilizado legalmente.

DIFERENCIAS:

Legitimación de Capitales

Motivo: Ganancia

Fuente de los fondos: Internamente dentro de organizaciones criminales.

Canales: Favorece el sistema financiero formal.

Foco de detección: Transacciones sospechosas, como depósitos inusualmente grandes de clientes o que no se condicen con la actividad que se espera de éstos, lo que lleva a descubrir los nexos de sus actividades.

Montos de las transacciones: Grandes montos a menudo estructurados de manera de evitar la obligación de reportar.

Actividad de financiera: Red compleja de transacciones que a menudo involucra compañías de pantalla, acciones al portador, y paraísos de secretismo.

Rastro del dinero: Circular, el dinero eventualmente vuelve a la persona que lo generó.

Financiamiento del Terrorismo

Motivo: Ideológica

Fuente de los fondos: Internamente de células que se autofinancian (cada vez más centradas en actividad criminal). Externamente de benefactores y donantes.

Canales: Favorece a transportadores de dinero en efectivo o sistemas financieros informales como el hawala y las compañías de cambio de moneda.

Foco de detección: Relaciones sospechosas, como transferencias cablegráficas entre partes aparentemente no relacionadas, lo que lleva a descubrir los nexos de sus actividades.

Montos de las transacciones: Montos pequeños generalmente por debajo de los montos sujetos a reporte.

Actividades financieras: No existe un perfil financiero que se aplique a los terroristas operativos, de acuerdo con la Comisión del 11/9.

Rastro del dinero: Lineal, el dinero generado es utilizado para difundir actividades.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.